Hinchazon Abdominal El Papel Del Consumo De Probioticos En Su Tratamiento

Hinchazón abdominal: el papel del consumo de probióticos en su tratamiento

El 30% de la población española padece de vientre hinchado y gases, un síntoma digestivo provocado, en la mayoría de los casos por problemas de tránsito intestinal. Analizamos el papel relevante de la flora intestinal y del consumo de probióticos en su tratamiento.

Una alimentación poco equilibrada, el estrés y un estilo de vida sedentario contribuyen a la aparición de hinchazón abdominal y de gases, que aunque rara vez necesitan atención médica, afectan de forma notable a la calidad de vida  de quienes los padecen, provocando una sensación de incomodidad. Afortunadamente, la sensación de hinchazón abdominal puede verse aliviada mejorando o modificando nuestros hábitos alimenticios. 

¿Qué relación existe entre alimentación e hinchazón?

La hinchazón abdominal es un síntoma claro de tener una flora intestinal pobre, como nos explica el libro “Las maravillas de la flora”, un práctico manual concebido como guía definitiva para quienes sufren este tipo de molestias.

Encontramos en nuestra flora intestinal algunas bacterias que al fermentar las fibras que ingerimos generan gases irritantes e hinchazón, esto es lo que ocurre con las grasas saturadas. Sin embargo, por otro lado, existen los alimentos con bifidobacterias que son capaces de fermentar las fibras sin provocar gases.

Flora intestinal: las bacterias beneficiosas

La flora intestinal o “microbiota” es un grupo de bacterias  beneficiosas que viven de manera natural en nuestro  intestino y si no la cuidamos puede que suframos algunas molestias digestivas como la  sensación de  hinchazón abdominal.

Las funciones de este organismo, que pesa casi un kilo, van desde la degradación de los compuestos de origen alimentario (por ejemplo, las fibras), a la producción de vitaminas, pasando por el desarrollo del tubo digestivo y la defensa inmunitaria. Además, desarrolla una acción preventiva sobre la formación del cáncer de colon y guarda relación con la obesidad (si no existe equilibrio en la flora, surge una descompensación en el balance de energía que genera trastornos hormonales, susceptibles de provocar obesidad)

Hinchazón: cómo prevenirla

Los gases, causantes de molestias, dolor, sensación de hinchazón y aumento del perímetro abdominal,  pueden ser el resultado de un desequilibrio de la flora intestinal. El resultado: a mayor “calidad” de nuestra flora intestinal, menor cantidad de gases generada.

Por tanto, la mejor forma de prevenir la hinchazón abdominal y los gases es cuidando y enriqueciendo nuestra flora intestinal a través de la alimentación. Los probióticos destacan entre los alimentos más beneficiosos para ayudar a mejrar estas molestias.

Probióticos: alimentos que cuidan la flora

Según la definición oficial dada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) los probióticos son «microorganismos vivos que, cuando se consumen en cantidades apropiadas, confieren al huésped efectos saludables”.

Las especies más utilizadas son los Lactobacillus y las Bifidobacterium. Forman parte de nuestra flora intestinal, además de poderlas aportar a través de los alimentos, tales como los yogures y las leches fermentadas.

Encontramos probióticos en los yogures y en la leche fermentada con bífidus. La diferencia entre estos productos y los lácteos habituales es que la fermentación de la lactosa tiene lugar en la producción del yogur y no se produce gas, sino ácido láctico, lo que contribuye a cuidar nuestra salud intestinal.

Los lácteos fermentados con bifidobacterias mantienen todas sus propiedades y son más fáciles de digerir, porque al estar la leche ya fermentada se le ahorra trabajo al intestino. Pueden, incluso, ser asimilados por personas que no digieran bien la lactosa.

Entre los alimentos con importante contenido en probióticos también encontramos el kéfir, un producto lácteo fermentado mediante una reacción lácteo-alcohólica entre los gránulos del kéfir y la leche que se le incorpora. La col fermentada (chucrut), el chocolate negro de alto contenido en cacao y los tradicionales encurtidos también figuran en la lista de alimentos probióticos.

Consejos para combatir los síntomas digestivos leves

En caso de síntomas digestivos leves, respetar algunos consejos dietéticos resulta muy beneficioso.  En este sentido, se recomienda realizar cinco comidas al día en lugar de tres, para facilitar la digestión de los alimentos e incluir dos lácteos fermentados con probióticos en nuestra dieta.

Las legumbres pueden ser muy recomendables pero a veces no nos sientan del todo bien, por lo que antes probaremos a dejarlas reposar durante una hora en su agua de cocción. Sin embargo, se recomienda evitar el consumo de las verduras más flatulentas, como las coles de Bruselas, el brócoli o la alcachofa y de alimentos que contengan edulcorantes.

Fuente: http://www.doctissimo.com/es/salud/enfermedades/problemas-digestivos/hinchazon-abdominal-probioticos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *