2018 03 14 3364XD5883

Directo desde Conce: crean primer probiótico chileno para consumo humano

Con el apoyo de la Universidad de Concepción y fondos CORFO, la empresa penquista Wellness Technologies logró crear un producto para la salud gastrointestinal y que está hecho en base a la leche materna, ganando incluso el premio Innovación Científica 2017.

María Loreto Ormeño es la directora ejecutiva detrás de Wellness Technologies. No responde a la imagen típica del emprendedor chileno, generalmente hombre, adulto joven, algo techie: “Buscaba generar una actividad paralela para, en el momento de la jubilación, poder dedicarme a algo que fuera entretenido, rentable y con un enfoque social”, cuenta Loreto a El Definido.

Y así fue como en agosto del año 2010 comenzó a trabajar en un proyecto que finalmente se tradujo en el primer probiótico producido en Chile para humanos.

“En esa época estaba recién surgiendo la tendencia de aprovechar los beneficios de los alimentos, como el licopeno del tomate, el omega tres en el pescado, etc. Tenía el foco de que quería desarrollar un alimento funcional que ayudara a los enfermos de cáncer en tratamientos de quimio, ¿por qué esa aplicación? Porque cuando joven había visto varios casos: el de mi abuelo, de una vecina, y me llamó la atención el sistema de alimentación del enfermo de cáncer, porque terminaban siempre terminaban tan flacos y demacrados, y me enfoqué en esopor una experiencia de vida. Y en el caso de los probióticos, los encontré buscando este alimento que pudiera ayudar a fortalecer la flora intestinal de un enfermo o una persona inmunodeprimida”.

¿Pero qué son los probióticos? Seguro que a menudo los has oído mencionar en yogures u otros alimentos promocionados en comerciales como beneficiosos para la salud. Pues se trata de microorganismos vivos, como las bacterias o levaduras, que están presentes en la naturaleza y algunos alimentos como los lácteos, y cuando se ingieren pueden aportar beneficios para la salud como mejorar el sistema inmunológico, la digestión y regenerar la flora intestinal.

¿Y qué es la flora intestinal? Seguro la has oído mencionar, pero quizás no sabes exactamente de qué se trata esta parte de nuestro organismo ni por qué es tan importante. Son bacterias y levaduras que nos ayudan a la digestión y se encuentran en el tubo digestivo, y, en el caso de los niños nacidos por parto natural, provienen de la flora vaginal de la madre. En el caso de los niños nacidos por cesárea, la microflora procede del entorno y posteriormente evoluciona según la alimentación, las enfermedades y los medicamentos que se tomen, especialmente los antibióticos.

De helado a cápsulas

La idea original de Loreto era desarrollar un helado probiótico para pacientes de cáncer, y con este fin empezó a trabajar con la Universidad de Concepción, que ya investigaba los probióticos por esos años. Sin embargo, la idea fue mutando para finalmente transformarse en Lacte5.

¿Para qué sirve? Las cepas probióticas que componen su fórmula tienen efectos beneficiosos en la recuperación de la flora intestinal y estimulación del sistema inmunológico, y son para uso general de cualquier persona que lo requiera. Está indicado para la salud gastrointestinal, favorece la digestión o degradación de algunos componentes de los alimentos mejorando su asimilación y permitiendo el equilibrio del sistema digestivo.

Nadie en Chile se había aventurado en el ámbito. ¿Cómo lo hicieron? Todo parte con un conjunto de letras y números: LPM01, una cepa probiótica proveniente de la leche materna la cual fue aislada en la Universidad. Años después nace Lacte 5, el primer probiótico en ser aislado de leche materna, pues existían otros para animales, pero la gran mayoría provienen de tejidos rectales o del sistema gástrico.

Las cápsulas ya están disponibles en varias farmacias independientes de Concepción a Castro, y que también pueden ser pedidas en su sitio web con despacho a todo Chile.

¿Y qué pasó con los enfermos de cáncer? El sueño de Loreto sigue vivo, pero para que sea un suplemento de uso oncológico o para inmunodeprimidos, se debe contar con una validación científica mayor. Ahora están postulando a un fondo para desarrollar nuevos prototipos con el mismo foco pero “con mayor número de reclutados, un sustento científico más fuerte, más ajustado a los requerimientos que se piden hoy en día para poder sacar un suplemento con una aplicación específica, y eso está en proceso en Europa, ya nos aprobó el comité de ética, tenemos el prototipo listo y estamos próximos a comenzar la prueba de consumo”, cuenta Loreto.

Lacte5 vio la luz el 18 de diciembre del 2017, y ha tenido una buena recepción de parte de los consumidores hasta la fecha. En Wellness Technologies esperan lanzar otros productos más adelante, orientados a públicos específicos que irían desde niños hasta deportistas, usando fórmulas similares a la de Lacte5 pero incorporando otros suplementos. Una vez que cuenten con resultados de los ensayos en España, también quieren lanzar productos para pacientes inmunodeprimidos (con el sistema inmunológico afectado).

Emprender en el ámbito de la alimentación y la salud

Aprovechamos de ir más allá del producto y de hablar con Loreto sobre su experiencia como emprendedora, ya que llegar a Lacte5 no fue fácil.

Toda la investigación y etapa previa al desarrollo del probiótico, Loreto debió hacerla con financiamiento propio, y debió “aprender haciendo”, ya que nadie había desarrollado un producto así en Chile. Fue sólo en el momento de presentar las patentes cuando recurren al financiamiento externo y comienzan a ir a ferias y conocer la experiencia de otros emprendedores.

Nos cuenta que más de alguna ocasión consideró abandonarlo todo, debido a las dificultades que enfrentó, pero que siempre pensó en el proyecto con visión a futuro, como algo que debía cumplir con tres pilares principales. “Nunca lo vi como el negocio del día en el que tú sales a vender y te haces millonaria, no, yo tenía un foco distinto: social, rentable y con desafío intelectual. Que me ayudara a mí en una etapa post pega, cuando uno jubila. También me ayudó que no requería de la inmediatez, hoy en día muchos emprendimientos quieren salir al tiro”.

Esa necesidad de la inmediatez y la mala tolerancia a la frustración cuando no hay éxito instantáneo no es el único problema que Loreto identifica para emprender en esta área: “En el caso particular de este tipo de proyectos yo te diría que tiene que ver con barreras tecnológicas, con falta de capacidades, direcciones o restricciones que están desde el sistema. Por lo tanto hubo que abrirse camino en un medio absolutamente desconocido y donde la colaboración es muy difícil de encontrar, porque nadie quiere entregar ni compartir conocimiento a menos que obtenga algo a cambio, entonces hay una etapa en la que uno invierte e invierte y no puede retribuir absolutamente todo porque hay que priorizar. Si no cuentas con organismos o entidades que promuevan este tipo de colaboración es súper difícil avanzar

Faltan políticas de promoción del emprendimiento, que lo fomenten más allá desde el punto de vista financiero, señala Loreto. “Por ejemplo, (es necesario) que la entidad privada colabore o contribuya con el desarrollo del pequeño emprendimiento, ¿en qué sentido? Tú quieres sacar un producto al mercado y las grandes cadenas o el retail te pagan a 90 ó 120 días, tienes que tener una tremenda espalda, te cobran un costo por poner el producto en el local, tu utilidad o rentabilidad se va a mínimo y no hay ninguna motivación legal ni por impuestos ni nada que fomente que una cadena tenga un producto innovador o de emprendedores”.

Loreto piensa que debiesen existir políticos que incentiven a los empresarios a invertir en los emprendedores, pues cuando llegan al mercado, usualmente el financiamiento ya se ha terminado, y que en su experiencia y la de otros emprendedores con quienes ha compartido es que al lanzarse al mercado, deben hacerlo solos y muchos “mueren en el intento”.

Por último, deben contar con conocimientos específicos del mundo del emprendimiento, y para eso señala que es crucial generar redes y apoyarse en personas y colaboradores con quienes trabajar y que los puedan orientar para que el proyecto final tenga éxito.

¿Sabías de la importancia de los probióticos y la flora intestinal? 

 

Fuente: http://www.eldefinido.cl/actualidad/pais/9783/Directo-desde-Conce-crean-primer-probiotico-chileno-para-consumo-humano/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *